• Nos enamoramos de quien queremos o podemos? Parte 1

    Nos enamoramos de quien queremos o podemos? Parte 1

     En el amor “solo elegimos lo inevitable”, parafraseando al Psicoanalista Rolón y para algunas personas hay solo un amor en su vida y muchas personas en las que podemos después reencontrar aquello que amamos.

    Lo que amamos lo construimos de chicos, y son RASGOS que vamos a necesitar  para poder enamorarnos. 

    Rasgos que tienen que ver con la mirada de tu madre, con la voz de tu padre, con el gesto contenedor de un abuelo, de un tío, de un amigo, rasgos de esas personas que nos hicieron sentir, queridos, amados, seguros… 

    Y entonces después uno va por la vida reencontrando en algunas personas un cierto rasgo y decimos “no sé qué tiene pero me gusta” y quizás alguien que está con nosotros dice: pero el de al lado es más lindo y respondemos: SI PERO A MI ME GUSTA ESE”. Y  porque? Porque tiene, algo, tiene un rasgo que me enamora. 

    Pero el problema aparece cuando ese rasgo  lejos de estar asociado a lo contenedor, a lo que nos hacía sentir amados y seguros, tiene que ver con un rasgo de violencia,  de maltrato,  de indiferencia. Ahí, aparece esa patología que tienen algunas personas que todo el tiempo están construyendo vínculos que les hacen mal, que los lastiman y los hieren, y son vínculos patológicos.

    Hay amores que son sanos, y hay amores que son enfermos, cuando un amor es sano nos puede salvar la vida, y cuando un amor es enfermo puede destruirla.  

    Entonces, uno busca en la vida aquello que construyo en la infancia y que reconoce en otras personas , esto se constituye en los primeros 6 años de vida, se puede extender con algunos rasgos más hasta la pubertad, y ahí ya está 

    Ya sabemos si nos va a gustar un hombre o  una mujer, que tenga carácter fuerte, débil, que sea tierno, o que no lo sea. Y no solo nos va a gustar, nos va a resultar  IRRESISTIBLE, porque es inconsciente. Porque esos rasgos, que buscamos están en el inconsciente y su búsqueda también es inconsciente.  

    Y lo incorporado en la infancia, más lo que se agrega a la adolescencia, que nos hará encontrar otros rasgos, aparte de los que ya traemos son los que van a marcar nuestra elección de objeto de amor.

    Será importante para los analistas, aunque tratemos con adultos, ver si los tipos de rasgos con los que buscan reencontrarse en otro, están relacionado a lo tierno, al amor, o si lamentablemente están vinculados, con cuestiones que tienen que ver con la pulsión de muerte, con la destrucción, autodestrucción, la violencia, o todo lo que les asegure sufrimiento en su vida amorosa, y si es así obviamente se trabajara en el tema, para que pueda construir relaciones basadas en el amor, en el respeto, para que el amor en su vida lo haga crecer en plenitud.

    Psicóloga Lorna Zitarosa.

    Atención video llamada 

    Facebook Lorna Zitarosa 

     

     

     

     

     

    Publica un comentario →

Escribe un comentario

Cancel reply